lunes, 22 de marzo de 2010

Baldosas otoñales.


Sintiendo como la brisa recorre su cuello, saltando las estrellas que han nacido dentro de su corazón, ella camina sobre las nubes de su sueño paciente...ese que la espera, no importando cuantas veces haya asomado el Sol.

-Tendría que estar toda la vida, ella no está preparada- señala la oruga.

Con el espesor de la tarde, y a pesar del molesto zumbido de sus miedos...ella camina.


Las hojas forman remolinos musicales tras sus pasos, encienden la vela en la imaginación de todos sus sentidos. Sus pasos acompasados han traído a todos los personajes de su vida...
Sentada en aquel parque observa a una pareja de olvidados, la chica lo besa con la misma monotonía de siempre y el joven la mira de memoria... ella no quería esa felicidad, saltó esa imagen y se recostó sobre la verde alfombra tejida por Don otoño, sintió la frescura de los débiles rayos solares y olió una fragancia distinta en cada hoja que caía. Se detuvo en una, la tomó entre sus manos y se la llevó a la nariz...Ahora estaba en una habitación rosa, con aroma a almendras confitadas de colores. saboreó sus recuerdos y de ella brotó una lagrima.

Los instrumentos comenzaron a bailar una hermosa sinfonía alrededor... y las palabras florecían silenciosamente.

"Tantos rostros, tantas historias y mi vida una sola. Quizás el absurdo de la obsesión me tenga aquí, debo reconocer que ahora es casi una entretención recordarte... Siempre hay un momento en la vida, en que hasta las obsesiones se tornan aburridas, monótonas. Y este es el momento en que lo acepto, lo asumo y lo olvido. Basta de crear castillos de aire, me aburrí de rogarle a aquella mariposa. Ahora hasta el tiempo se olvidó de lo que tenía que hacer, así que me sentaré a fumar este cigarro de miel y a cantar un par de esperanzas. No había nada planeado, y es mejor así. Tengo en mis manos todas las letras, de todas las frases, de todos los párrafos que tuve que creer...ahora los arrojo a este manantial turquesa. Y dejo que el agua ahora haga su trabajo, mi turno se acabó..."

Y al pestañear se encontró en el mismo parque recostada...pero ahora observando la Luna.
La pareja se había ido, los divisó a lo lejos caminando en silencio, tomados de la misma mano y caminando al mismo ritmo, con el mismo vacío en sus ojos y con sus sonrisas pintadas.
Ella se cubrió con hojas amarillas y rojas, se acostó de lado y le pidió a la Luna, que por favor nunca le diera una felicidad Ficticia.

13 comentarios:

Gabriel Castillo Rozas dijo...

¿he mencionado que amo el otoño?
Lamento tan escueto comentario, pero ando como en otra.
Me encanta como escribes y el juego pictórico que haces :D.

Despair dijo...

aun recuerdo esas tardes en las que divagabamos sobre la magia de las palabras, me siento feliz de ver que aun conservas la tuya.

Anónimo dijo...

Me parece que alguna vez me dijiste algo sobre esa película...
Me hablaste de sus personajes y de las cosas que ellos hacían.
No me agradan los personajes.
Pero sí me agrada el tango que bailan con tus palabras.

Ithilien Ranger dijo...

Ya te había dicho despues del torneo de que eres una buena escritora y que deberías sacar un libro xD

Acotación: Aunque no creo que la pesques, sería mucho mejor música clasica que pop... le daría el toque a tu blog xD


Saludos!

-X dijo...

De nuevo, me superas ampliamente.
No en terminos literarios, pero sí en vida.
Y ahora mismo, esto es demasiado para mí. No puedo comentar con contenido porque me siento demasiado ajeno a su belleza.
Otro día en que esté más vivo que muerto te digo lo que realmente opino.
Adiós.

Anónimo dijo...

No se puede detener el paso en el camino hacia la felicidad, a pesar de que escuches ecos pasados, cortos y caprichosos, porque sabes que cuando acaben...
Todo volverá a ser como antes.

Recuérdalo y no lo olvides! No caigas de nuevo!

Kta_granger dijo...

:O toda la razón! Últimamente he tenido que hacer oídos sordos...pero sé que fue lo mejor que pude hacer.

Stephen Graywolf dijo...

Me paso algo muy peculiar. Mientras leía esta entrada, en mis audífonos sonaron dos canciones: Orestes y 3 Libras, ambas de A Perfect Circle. Sus letras no se relacionan mucho que digamos con este escrito, pero no sé... musicalmente, lo acompañan de una forma armoniosa.

Este escrito es uno de los que más me ha gustado. Es capaz de transportar al lector, plasmando imágenes que nacen de sus palabras y las propias vivencias de cada uno... Simplemente bello, Hermanita.

Le dejo un gran abrazo, y mis disculpas por no haber pasado antes; tanto mi internet como mi PC no me han querido mucho últimamente. Cuídeseme mucho.

Post Scriptum: me gustó mucho la apariencia del blog, pero concuerdo con quien escribió más arriba que el pop no le viene :)

Andrés dijo...

mmmm como siempre tus poemas me gustan
o mejor, tu prosa poetica como descubrimos una calurosa tarde d febrero xD
me gusto como planteaste el recuerdo y la nostalgia y el arrepentimiento en tu pasado, y el como lo enfrentas ahora.
leerte entre lineas es facil con las descripciones liricas q pones, me hace ponerme en el lugar tuyo y recordar...
en fin, muy lindo
como tu cashorro :)

Carpenter dijo...

Es curioso que de cierta forma la humanidad entera se construye sobre esa felicidad ficticia. Las familias nacen, los hijos crecen, los abuelos mueren, y uno siempre se pregunta si habran conocido la intensidad de la verdadera felicidad. Aunque tambien creo que la felicidad esta sobrevalorada. La verdadera felicidad es un efecto secundario de la plenitud. Igual de pasajera, pero mucho mas intensa y sincera.
ah.. por cierto...

usted me va a disculpar
señorita,
pero este blog no es de Javo xD... probablemente haya habido una confusion y él le aya querido mostrar mi blog (el de Tomás)

Como sea... me alegra que te aya gustado en todo caso.

David dijo...

el absurdo de la obsesión....

me fascina como dibujas con palabras, como una obra de arte, armónicamente caótica, como la canción que compones con tus letras suena en mi cabeza, mientras mis labios pronuncian cada palabra, dibujando en mi mente los colores y las vibraciones de todas las cosas.

quizás sea vano tan sutil sentimiento, esos sentimientos monótonos, que juegan a una felicidad ficticia, estar por estar, hacer por hacer, vivir por vivir, sin amor a lo que se hace, sin amor a los otros.

yo soy hijo del viento y no pertenezco a ningún lugar, sin embargo me siento parte de todos...
como si pasase a través de todas las cosas.. y creo que este sentimiento se debe únicamente, a que siento la vibración mágica de todo mi se, y del ser que es el mundo, y creo que todos la sentimos... pero algunos lo olvidan, y se van a esa monotonía, a esa felicidad ficticia, jugando a haber encontrado el cielo, cuando olvidando que eran viento, encontraron el infierno... algo que muere lento.. y al final pasan años.. que en realidad son siglos, milenios, de cosas fuera de contexto.. que no importan mucho.. las cosas cambian y el corazón se endurece... y cada cierto tiempo, aflora un verdadero interés, que es lo único que mantiene a esa felicidad ficticia, que es alegría pero no tanto... manos tomadas por ser tomadas.. por un protocolo fútil (alegría de no sentirse solos y desdichados, cuando en soledad, también olvidaron que eran viento.

es así, como yo entono esta canción al viento, todos los días, en todas las formas posibles.. y así me hago parte del todo.. sin dejar de ser viento.. de sentir agua viva corriendo en mi espíritu, mi mente, mi alma y mi espíritus, alineados, en una sola luz, con un solo foco, ser viento.. para soplar la llama de todas las cosas.. soplarla con palabras, canciones en letras, que brotan como miel... así te dejo este frasco de miel, que también es una colmena, como todo, una pequeñita caja de pandora.

tal vez el viento del otoño nos recuerda nuestra verdadera esencia, el don de fluir.. y el fuego de nuestros corazones.

dori dijo...

catitaaaa bonitaaa *.*
te prometo que a la nochecita leo tu lindo escrito es que ahora estudio matemática! sólo decirte que me asuste cuando vi un comentario en mi blog ya que casi naaadie lo tiene xD y sobre lo que comentaste, no es lo que te imaginas xD es de un carrete con el roro donde todos gritaban y nosotros no podíamos dormir... es que el papá esta demasiado enfermo y donde está en la escuela militar :/ en fiiiiin! tengo taaanto que contarte -.-

te amoooo si? =)

Walter Pineda dijo...

"Se detuvo en una, la tomó entre sus manos y se la llevó a la nariz...Ahora estaba en una habitación rosa, con aroma a almendras confitadas de colores. saboreó sus recuerdos y de ella brotó una lagrima", Genial.

Walter